La agorafobia es el miedo intenso experimentado al estar en algún sitio en el que la persona cree queno podría recibir ayuda si sintiera síntomas incapacitantes o si sufriera un ataque de pánico. Estas situaciones temidas pueden ser: usar el transporte público, estar en espacios abiertos o sitios cerrados, estar en medio de una multitud o estar solo fuera de su propia casa. 

En el ataque de pánico las características principales son:

  • La persona evita de forma activa enfrentarse a estassituaciones lo que conlleva que se mantenga el problema. Cuando la persona está anteuna situación temida, los síntomas de ansiedad se disparan, pero si escapa de esa situación, los síntomas fisiológicos bajan de forma muy rápida, de forma artificial,  produciéndole una gran sensación de alivio ya que disminuyen estos síntomas de ansiedad.Estomantiene el problema porque al no enfrentarse a la situación la persona no puede comprobar que no se cumplen las expectativas catastrofistas que se habían generado y el miedo se sigue desencadenando ante esa situación.
  • Las personas con agorafobia tienden a hacer una vida muy rutinaria y a tener figuras de seguridad
  • La agorafobia puede aparecer con o sin ataques de pánico.Un ataque de pánico es un malestar intenso que puede suceder en cualquier lugar en el que se experimentan los siguientes síntomas: sudoración, temblores, taquicardias, dificultad para respirar, náuseas, mareos, parestesias, desrealización, miedo a “volverse loco” o miedo a morir. 

Estos ataques de pánico se viven como recurrentes e inesperados, lo que conlleva una preocupación continuada a volver a sufrir un ataque y sus consecuencias. Como estrategia para manejar el ataque de pánico, intentan evitar situaciones en las que puede aparecer este malestar.

Las características principales que se observan en los ataques de pánico son:

  • Generar expectativas catastrofistas. Se exagerala probabilidad de que ocurra un ataque de pánico y el impacto de las consecuencias.
  • Preocupación excesiva por la salud y la separación de los seres queridos.
  • Existencia de creencias desadaptativas relacionadas con “necesito protección, no puedo hacerlo solo”, ”soy débil”. 
  • Síntomas de ansiedad (taquicardias, temblores, sudores, sensación de ahogo….)
  • Desmotivación y desesperanza.
  • Conductas de evitación

Estos trastornos suelen tener alta comorbilidad con trastornos  de personalidad dependientes, en estos casos, la persona va a oponer mucha resistencia a separarse a su figura de seguridad, se suelen generar relaciones patológicas con la pareja o con la familia y suelen ser personas poco asertivas.